Consejos para una buena traducción creativa

Se podría decir que una buena traducción creativa depende de infinidad de factores, si bien, nosotros destacaríamos estos cinco ingredientes básicos para cualquier transcreación que se precie.

1. Lo más importante es que el transcreador sea una persona nativa del país del idioma hacia el que va dirigido el mensaje.

2. Asimismo, deberá ser fiel a todo un universo cultural y tener un conocimiento profundo de ambas culturas, la de origen y la de destino. Conocer sus costumbres, sentido del humor e idiosincrasia, metáforas, frases y expresiones hechas, juegos de palabras o dobles sentidos. Si se realiza un proceso de traducción literal, estos elementos fácilmente pueden perder su esencia.

3. La transcreación deberá transmitir la misma intención creativa y emocional que en el idioma original calando en los sentimientos, creencias, normas y expectativas culturales de la audiencia.

4. Igualmente, la transcreación debe provocar la misma reacción que el copy original y convencer a los consumidores finales de que compren el producto o contraten un servicio. Por ello, el transcreador deberá conocer muy bien la empresa, producto o servicio en cuestión.

5. La transcreación irá más allá del contenido escrito, dado que deberá tener en cuenta también todo el universo visual que lo acompaña. Este es un elemento clave ya que existen gestos, colores o simbologías que pueden significar cosas distintas en países o culturas diferentes.